Los 3 Tipos de Autocontrol Según Kelly McGonigal

Hay 3 tipos de autocontrol

La mayoría de las personas tienen la habilidad de resistir las tentaciones. Pero esto solo es uno de los tipos de autocontrol que existe. Según la autora podemos diferenciar otros dos tipos más

  • No voy a hacer
  • Voy a hacer
  • Quiero

El autocontrol de no voy a hacer, es el que solemos ejercer y del que se habla comúnmente, se trata de decidir no hacer algo cuando nos apetece porque sabemos que no es lo que debemos hacer.

Este tipo de autocontrol es especialmente útil cuando queremos eliminar malos hábitos que nos perjudican en el día a día o no nos permiten mejorar.

Si quieres perder peso, este es el tipo de disciplina que te permitirá dejar de comer pan u otros carbohidratos.

El autocontrol de voy a hacer  es el que usamos cuando hacemos algo que no queremos hacer porque sabemos que es importante

Este es el que nos permite centrarnos en lo que debemos hacer para conseguir algún objetivo que solo nos dará recompensas a largo plazo

Este es el que se encarga cada vez que nos preguntamos cuáles son las metas que debemos ponernos cada día para poder llegar a donde queremos en unos meses o unos años.

El autocontrol de quiero hacer es el más poderoso y es el que nos permite pasar de no hacer nada a dar el paso para empezar a hacer más y encaminarnos hacia nuestros objetivos. 

Este tipo depende sobre todo de si tenemos una visión clara de lo que queremos conseguir y actúa como combustible para poder tomar las decisiones en el caso de los otros dos tipos de autocontrol.

Podemos crear el hábito de autocontrol/disciplina

Saber cuales son los tipos de autocontrol es importante para que podamos entender como mejorarlo, pero lo que realmente queremos cada vez que hablamos de disciplina y autocontrol es el paso siguiente.

Lo que buscamos es ser capaces de actuar con disciplina de forma instintiva y para ello debemos convertirlo en un hábito. La autora Kelly McGonigal nos recomienda 5 actividades para poder mejorar nuestra capacidad de autocontrol

Según McGonigal si hacemos estas actividades a diario será mucho más fácil que podamos pasar de que la disciplina requiera esfuerzo a que se convierta en un instinto.

Cuando consigamos esto podremos llegar a lo que la autora llama el estado  de pausa y planea

Este estado de pausa y planea se traduce en ser capaz de parar unos segundos antes de tomar ciertas decisiones y usar esa ‘’franja de tiempo’’ como una oportunidad para ejercer alguno de los tipos de autocontrol y eliminar los malos hábitos.

Al principio nos costará hacerlo de forma frecuente, pero a medida que lo vayamos practicando se irá convirtiendo en una habilidad instintiva.

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.