La tragedia de los comunes y el sistema económico actual

Podríamos pensar en el sistema económico actual como un tipo de bien común, sobre en el caso de la deuda, no porque lo sea de forma directa, sino porque la tendencia de los estados a dar ayudas a empresas que optimizan en exceso, o que usan credito para crecer por encima de sus capacidad, aumenta su fragilidad y el riesgo de que caigan.

Este riesgo normalmente, debido a que en principio el sistema actual es uno de base capitalista, debería asumirse por las empresas y por lo tanto los comportamiento que aceptan un riesgo excesivo serían castigados en algún momento por una crisis en el sector. Acercándose con ello más a lo que se conoce como un mercado perfectamente competitivo, esto si olvidamos el efecto de nuestros bias y marketing sobre los precios de los productos.

Pero el hecho de que los gobiernos hayan adoptado la idea de los rescates públicos convierte el sistema actual en una especie de mezcla corrupta entre capitalismo y socialismo, en el que como comenta Nassim Nicholas Taleb, se privatizan los beneficios y se socializan las pérdidas.

De esta forma, el concepto de leverage esta haciendo que el dinero, en forma de deuda, se pueda convertir en un bien “común” al que mas o menos todos podemos tener acceso, y que por lo tanto incentiva a que las empresas maximicen el tamaño de sus rebaños sin tener en cuenta el peligro que conlleva y su efecto sobre el entorno en el que viven, es decir el entorno económico.

Los rescates de los bancos hacia las grandes empresas y sectores optimizados en exceso lleva a que todos esten buscando cual sera el próximo hot stock y que no tengan en cuenta los riesgos reales, simplemente porque saben que si algo es suficientemente grande el gobierno lo considerara tan importante que no pueden permitir que caiga.

Un ejemplo de sector optimizado en exceso que seguramente reciba ayudas es el de las aerolíneas, debido a que se considera la industria del transporte demasiado importante para caer. Pero en este caso, además del hecho de que se repetirá el fenómeno de perdida publica por bien privado, tambien deberíamos pensar en si necesitamos tener tantos vuelos o si necesitamos que los vuelos sean tan baratos.

¿No estamos teniendo un exceso de vuelos? hasta el punto de haber aviones casi vacios, y muchos de ellos por precios casi ridículos. ¿Y aunque creamos que son “necesarios” realmente merecen la pena teniendo en cuenta el riesgo asociado a nivel ecológico?

La reducción del transporte durante la pandemia del Covid ha conseguido bajar los niveles de gases de efecto invernadero hasta un 20% comparado con la cantidad esperada para 2020. Durante esta pandemia tambien hemos aprendido que somos capaces de vivir sin usar tanto el coche, y sin viajar tanto.

Basándonos en esto, 

¿Realmente tendría sentido rescatar a las aerolíneas simplemente para que vuelvan a seguir con sus tendencias actuales y que tengamos que rescatarlas de nuevo en un futuro?. 

¿O seria mejor no rescatarlas esta vez y que “aprendan” que es necesario crear sistemas anti frágiles?

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.