Juegos del coronel Blotto (Juegos Blotto)

Los juegos Blotto, o juegos del coronel Blotto, son un tipo de zero sum game de dos personas, en los que el jugador tiene la tarea de distribuir los recursos limitados de forma simultánea entre varios objetivos.

En el juego, el jugador que dedica más recursos a un juego, gana la batalla y la ganancia total es entonces igual al número total de campos de batalla ganados. Definición extraida de Wikipedia

Este tipo de juego que aplica los principios de la teoría de juegos, no sirve solo para desarrollar capacidades estratégicas, sino también como una posible forma de entender cómo de vez en cuando, participantes que parecen mucho más débiles son lo que acaban ganando, o lo que se conoce como fenómeno del underdog.

Un underdog es básicamente una persona u organización de la que no espera la posibilidad de victoria y que normalmente se enfrenta a “enemigos” de múltiples veces su tamaño o recursos. Es el término que ejemplifica la batalla de David contra Goliat, que Malcom Gladwell menciona en su libro del mismo nombre.

La clave de la victoria de un underdog, o según wikipedia “perro apaleado”, está en sacar partido a las convenciones, a lo  que se espera en una situación, y dejarlas de lado para crear sus propias reglas.

La mejor forma de ganar una competición en la que estamos en desventaja es simplemente cambiar la naturaleza de la competición en sí, y esto nos lo puede enseñar el juego del Colonel Blotto, o juego de “Dividir el dólar”.

El juego del coronel Blotto y cómo vencer cuando menos se espera

En el juego del Blotto los dos jugadores han de colocar sus recursos en el campo de batalla y aquella persona con más batallas ganadas al final es la vencedora. Una forma en la que podría ir la partida se basaría en dos jugadores, con 100 soldados y 3 campos de batalla.

Esta sería la situación más sencilla, y una en la que ambos jugadores están en igualdad de condiciones, pero si cambiamos el número de soldados por jugador y vamos cambiando las diferencias, podemos entender como alguien con menos puede tener alguna oportunidad de ganar.

En concreto, se basa no en cambiar el número de soldados, que es la ventaja relativa de cada jugador, sino en cambiar el número de campos de batalla, es decir en crear situaciones en las que el competidor no pueda mandar recursos, o ni siquiera sepa que existen los campos de batalla y usarlo como una oportunidad para ganar.

Una forma de explicarlo sería que para que alguien con una desventaja tenga alguna posibilidad de ganar hemos de aumentar el número de dimensiones que se tienen en cuenta en el juego. Y esto significa evitar caer en la trampa del sentido común de cada sector.

Al aumentar el número de dimensiones de nuestra partida, podemos cambiar el papel que juegan factores como el de leverage económico o leverage de recursos a través de usar únicamente el esfuerzo y la sabiduría.

Y para ello el primer paso es aceptar que estamos por debajo y que por lo tanto no podemos usar las mismas estrategias que nuestros competidores, sino que tenemos que encontrar las estrategias que puedan sacarle el mayor partido a nuestras fortalezas.

En el libro “Cómo los débiles ganan guerras” el autor Arreguín-Toft explica que esta capacidad de autoanalizarse y entender tanto nuestra situación como la del rival, base de las enseñanzas del arte de la guerra, es lo que permite crear una oportunidad de la nada y sacar el máximo partido a los pocos recursos que tenemos. Nunca debemos enfrentarnos a nuestros grandes mayores oponentes de frente, siempre debemos hacerlo donde podamos tener alguna ventaja.

Simplemente con hacer este pequeño análisis podemos pasar de una situación en la que los grandes ganan el 71% de las veces a una en la que nosotros, los underdogs, podemos ganar un 63% de las veces.

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.

¿Qué es el método socrático?

El método socrático se puede utilizar para establecer la esencia mediante un análisis riguroso. Es un proceso de descomposición disciplinada de ideas y procesos, que …
Leer más

El problema de los incentivos

En todo momento al recibir información de alguien debemos recordar que la información ofrecida está basada en el sistema de incentivos de la persona. Esto …
Leer más

Toda ventaja es momentánea

Solemos asumir que cuando descubrimos algo o tenemos una buena idea, la ventaja que nos aporta es eterna. Asumimos que podremos sacarle partido durante toda …
Leer más

El ego no es el enemigo

El ego se suele tratar como un enemigo. Nos lleva a actuar de forma ilógica, según nuestras emociones, y esto muchas veces acaba causando problemas. …
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.