Cómo evitar caer en la ilusión del control y la falacia del jugador

Lo primero es aceptar que la información que tenemos en todo momento es limitada, y que la información que creemos que tenemos no siempre tiene porque ser cierta y por lo tanto, el primer paso es evitar el exceso de confianza.

Sesgo del optimismo

El exceso de confianza, es algo que todos tenemos en mayor o menor medida, y se basa simplemente en creer que sabemos más de lo que sabemos con certeza, lo cual lleva a que midamos mal las probabilidades y los riesgos reales y que por lo tanto caigamos en el sesgo del optimismo

Esto se traduce de dos formas:

1)Confianza excesiva en lo que creemos cierto. Por eso la gente puede llegar a jurar algo, solo para que minutos después acepten que no se habían equivocado

2)Modificar la interpretación real de las probabilidades de algún suceso y asumir que en nuestro caso es menor probable

Ambas formas nacen como una estrategia para ayudarnos a recuperarnos más rápido si fallamos, es una forma de ser más proactivos cuando no estamos seguros de algo del todo, lo cual es necesario hasta cierto punto porque nunca hay nada seguro hasta que pasa, y a su vez nos hace más resilientes ante los problemas. De forma que aunque este exceso de confianza sea un problema a la hora de decidir, habria veces en las que no podríamos decidir sin él.

Exceso de confianza en la experiencia y poca capacidad de aprendizaje del pasado

Otra de las razones por las que las opiniones de los expertos suelen fallar, se debe al llamado bias o sesgo de la disponibilidad, que simplemente explica cómo le damos más importancia a lo que tenemos delante o hemos oído recientemente, no porque sea objetivamente mejor sino porque nuestra memoria prioriza las memorias a corto plazo. 

Al intentar solucionar un problema solemos pensar que estamos teniendo en cuenta todo lo que sabemos, pero sin darnos cuenta estamos limitados en la información a la que tenemos acceso y por lo tanto reducimos nuestra probabilidad de acertar.

El segundo problema se debe a que confiamos en la experiencia más de lo que deberíamos, y sin darnos cuenta las “predicciones del futuro”, son en realidad expansiones de las tendencia e ideas del momento. Esto reduce nuestra capacidad de adaptarnos, porque pensamos que lo que ya conocemos seguirá, y seguramente lo haga unos años, pero es poco probable que lo haga durante décadas y ahí es donde nos equivocaremos.

Y relacionado con este problema está la tendencia que tenemos a formar parte de grupos y nuestra necesidad de formar parte de ellos para sobrevivir a nivel profesional

El efecto de la presión social

Para ser considerado un experto en cualquier campo, se ha de conseguir que otras personas nos consideren como tal, es decir uno no es experto únicamente por lo que realmente sabe, sino por lo que otros creen que sabe y cuanto peso le dan a sus palabras

De esta forma, los que llegan a ser considerados expertos suelen ser los “líderes” de cierto movimiento o forma de pensar que tiene un peso dentro de su comunidad, y debido a que su poder viene dado por esa comunidad, es poco probable que tiendan a alejarse de las ideas del grupo y que muchas de sus ideas pasen de ser ideas a ser opiniones.

Y las opiniones carecen en muchos casos de rigor. De esta forma, por el simple hecho de recibir la etiqueta de experto, podemos perder parte de la libertad que nos podría haber llevado tener un mejor criterio.

Todos estos, y muchos más, son bias que afectan a nuestra capacidad de decisión y de los que muchos de nosotros no somos conscientes. Pero de la misma forma que darnos cuenta de que podemos relajarnos es la clave de meditar, en el caso de los bias simplemente saber que existen nos permite crear formar de contrarrestar su efecto o reducirlo.

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.

Descubre nuestros mejores artículos en tus redes favoritas

Domina lo mejor de lo que otras personas han descubierto

Únete a Nuestra Newsletter y descubre las mejores ideas, conceptos y prácticas de una amplia gama de disciplinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.